HIPERTENSIÓN ARTERIAL: Síntomas Causas Remedios |remediospara-todo.com HIPERTENSIÓN ARTERIAL: Síntomas Causas Remedios |remediospara-todo.com
Si te gusta, compártelo

¿Qué es la hipertensión arterial?

El termino tensión arterial o hipertensión arterial se refiere a una patología crónica fundamentada en el incremento de la presión arterial. Entre las particularidades de esta enfermedad destaca el no presentar síntomas precisos, lo cuales además no se manifiestan durante mucho tiempo, hasta que la enfermedad produce sus efectos negativos.Tensión Arterial

Pese a que hoy en día, las enfermedades cardiovasculares representan una de las principales causa de mortalidad, la hipertensión es una patología que se puede tratar para prevenir complicaciones graves.

Las primeras consecuencias de presión alta las sufren las arterias, que se endurecen y se hacen más gruesas, dificultando el paso de la sangre a través de ellas o lo que es lo mismo produciendo la arterioesclerosis.

La tensión arterial tiene dos componentes:

  • Tensión sistólica o número más alto: se refiere a la tensión que genera el corazón cuando bombea la sangre al resto del cuerpo.
  • Tensión diastólica o número más bajo: representa la presión en los vasos sanguíneos entre los latidos del corazón.

La tensión arterial es medida en milímetros de mercurio (mmHg). Se habla de tensión arterial alta cuando uno  ambos números son altos.

¿Qué síntomas tienen hipertensión arterial?

Como comentábamos más arriba, la mayor limitación al momento de detectar la hipertensión, es que en la mayor parte de los casos de estos transcurren sin ningún síntoma y por ende la enfermedad pasa desapercibida.Hipertensión Arterial alta

Sin embrago, puede asociarse a sintomatologías inespecíficas, donde se incluyen las cefaleas, que contribuyen a detectarla, ya que ponen en alerta al paciente para que decida ir al médico o acudir a que le tomen la tensión.

En el caso de los hipertensos que han estado sin diagnóstico durante mucho tiempo, pueden sufrir en un determinado momento complicaciones, como la angina de pecho.

¿Qué causas producen la hipertensión arterial?

Aún se desconocen las causas específicas que provocan la hipertensión arterial. Ciertamente se ha relacionado con diversos factores que por tendencia están presentes en la mayoría de los casos, por lo que es conveniente separarlos en:

Causas no modificables

Factores genéticos:

La predisposición a desarrollar valores tensión alta se vincula a que un familiar de primer grado tenga esta patología. Si bien se desconoce el mecanismo exacto, la evidencia científica ha dejado en evidencia que cuando una persona tiene un progenitor (o ambos) hipertensos, es muy probable que el riesgo de desarrollar hipertensión se duplique.

En estos factores genéticos influye: el sexo, debido a que los hombres tiene mayor predisposición de desarrollar hipertensión arterial alta; la edad que incide en los niveles de presión arterial, los cuales se incrementan con los años; y la raza, en donde los afrodescendientes tienen el doble de posibilidades de desarrollarla.

Causas modificables

Presion arterial

Son aquellos que se podrían cambiar al variar los hábitos, ambiente y costumbres de las personas, como:

  • Sobrepeso y obesidad
  • Sensibilidad al sodio
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Uso de anticonceptivos orales
  • Estilo de vida muy sedentario.

Otras causas

Adicionalmente a las mencionadas, los niveles de tensión arterial anormales pueden deberse a problemas vasculares, endocrinos, hormonales, por uso de drogas y toxinas y algunas enfermedades como hipertiroidismo e hipotiroidismo, apnea obstructiva del sueño, hiperparatiroidismo, hipercalcemia, acromegalia y la hipertensión inducida por el embarazo.

Remedios y tratamiento de la hipertensión arterial

Prácticamente, este tipo de enfermedades pueden ser tratados con un cambio en el estilo de vida que lleva el afectado (vemos muchos de ellos en www.remediospara-todo.com). Por lo tanto, cuando se habla de tratar la hipertensión existen dos bloques esenciales de acciones a realizar:

1.- Mejorar los hábitos de vida

El paciente debe llevar una dieta saludable, esto implica la disminución del  consumo de calorías, azúcares y grasas, a la par del incremento de la práctica de ejercicio físico. La fusión de ambas, resultará en un mejor control del peso, factor determinante para controlar la hipertensión. Asimismo si el paciente es fumador, se recomienda abandonar ese hábito, así como si suele consumir alcohol, reducirlo considerablemente.

2.- Tratamientos farmacológicos

Cuando los cambios de los hábitos de vida no funcionan, es momento de recurrir a tratamientos farmacológicos. Actualmente existen muchos de gran utilidad para controlar la presión arterial. En un primer plano, comienzan con un solo fármaco. Aunque, en algunos casos no es suficiente esta medida y se requiere la combinación de  dos o tres medicamentos para lograr una hipertensión arterial normal o controlada.

Por ser una enfermedad crónica, es indispensable que los pacientes sean constantes con los tratamientos. Estadísticamente un alto porcentaje de personas diagnosticadas de tensión arterial alta no lleva a cabo correctamente los tratamientos que tienen prescritos.

El motivo de esto se atribuye a que, por tratarse de una patología que es padecida durante muchos años, se tiende a relajarse con las instrucciones dadas por el médico. Esto puede desencadenar consecuencias, donde la primera seria lidiar con niveles de tensión arterial mal controlados, lo que a largo plazo desembocaría en complicaciones cardiovasculares mayores.

¿Cómo medir la hipertensión arterial?

Son varias las formas para medir la presión arterial:

  1. Esfigmomanómetro de mercurio: es el mecanismo más exacto y menos expuesto a errores, su uso necesita de un fonendoscopio.
  2. Esfigmomanómetro de aire: igualmente preciso, es el más utilizado.
  3. Aparato electrónico: se emplea para efectuar el autocontrol, puesto que lleva un detector del pulso incorporado, no necesita fonendoscopio y es fácil de manejar. No obstante, es un aparato muy sensible tanto a ruidos como los movimientos, por lo que necesita que el brazo no se mueva y que no se hable durante la medición para que los valores obtenidos sean exactos.

Medir tension arterial

Medir la tensión arterial requiere cumplir una serie de condiciones:

  1. Debe colocarse el manguito del esfigmomanómetro a la altura del corazón.
  2. El borde superior se situará como mínimo dos centímetros por encima de la pliegue del codo.
  3. Inflar el manguito hasta una presión de 180 milímetros de Hg.
  4. Colocar la campana del fonendo donde previamente se ha localizado el latido arterial y proceder a desinflar poco a poco el manguito.
  5. El primer latido escuchado corresponde a la presión sistólica o máxima; mientras que la desaparición del latido a la presión diastólica o mínima.
  6. En caso de los niños y de algunos adultos, los latidos no desaparecen; de manera que se considera como presión diastólica aquella en la que cambia la tonalidad de los latidos.

Si te ha gustado este post, no olvides hacer click en algunos de los iconos de abajo G+, Me gusta o en Tweet para que todos tus amigos puedan verlo también.

Hipertensión arterial: ¿cuáles son sus causas, síntomas y remedios?
5 (100%) 5 votes
Si te gusta, compártelo