ALMORRANAS: SÍNTOMAS,CAUSAS,REMEDIOS|remediospara-todo.com ALMORRANAS: SÍNTOMAS,CAUSAS,REMEDIOS|remediospara-todo.com
Si te gusta, compártelo

Las almorranas también conocidas como hemorroides, se producen por alguna presión elevada que tienen origen en las venas del ano. Se podría decir, que las hemorroides afectan a muchas personas, donde la causa se puede deber a un esfuerzo en los movimientos intestinales. Como el estreñimiento e incluso estar sentado durante mucho tiempo puede causar dicha molestia.

Para ser más precisos al tener almorranas, las venas en el ano y el recto se dilatan e incluso se inflaman. Cuando esto se produce, puede ocasionarnos comezón, dolor y en el mayor de los casos sangrado anal. Se puede saber que una persona tiene hemorroides por algunos síntomas que se presentan, donde también existen algunos tratamientos para combatirla.

Almorranas

¿Qué son las almorranas o hemorroides?

Básicamente, todas las personas tienen almorranas o hemorroides, anatómicamente hablando, ya que son plexos de tejido submucoso, donde se encuentran las vénulas y arteriolas del conducto anal. Por lo que si la sangre no corre como debería, se puede llegar a dar molestias en la zona anal, ya que se estaría interrumpiendo en esta zona de vasos sanguíneos el flujo de sangre. Si no se hace tratar, se puede dar algún problema mayor, como la enfermedad hemorroidal.

Esto ocurre cuando hay dilataciones e inflamaciones varicosas de las venas. Entonces, en pocas palabras, podemos decir que las almorranas se producen, cuando el sistema de drenaje de la zona anal, carece de válvulas, y una posición erecta del ser humano puede aumentar considerablemente la presión en el interior de las venas hemorroidales, por lo que se produciría la enfermedad hemorroidal.

Las hemorroides, pueden encontrarse afuera o adentro de la zona anal. Por lo que pueden ser almorranas internas o almorranas externas:

  • Almorranas internas: Estas se localizan dentro del ano, justo en la parte donde comienza el recto. Las molestias mayores empiezan cuando las mismas son grandes y pueden salirse, a lo que denominan un prolapso. Las almorranas internas presentan sangrado durante la defecación del afectado.
  • Almorranas externas: Como bien lo dice su prefijo, estas hemorroides ocurren fuera del ano, por lo que causan dificultad para limpiar la zona anal, después de una evacuación. Hasta se puede llegar a formar un coágulo de sangre en una almorrana externa, el cual puede causar mucho dolor (almorrana externa trombosada).Almorranas-internas

¿Qué síntomas tienen las almorranas?

Los síntomas que presentan las almorranas, son fáciles de detectar, ya que uno mismo puede identificar este problema. Entre los síntomas encontramos, el ardor en el recto (o una sensación), mucha comezón, dolor en la zona anal, humedad constantemente, y sobre todo sangrado al momento de evacuar o incluso cuando realice alguna actividad, se puede notar sangrado en la ropa interior.

Existen grados para medir si el problema es muy grande o está por comenzar, pero de por sí, se cataloga enfermedad hemorroidal, cuando las venas hemorroidales se engrosan considerablemente.

Los grados de las almorranas son los siguientes:

  • Almorranas de primer grado: Este es un periodo donde al parecer no ocurre nada, ya que los síntomas no aparecen siempre. Es debido a que la mucosa anal que se encuentra sobre la unión anorrectal no posee sensibilidad. Aunque los afectados, pueden notar síntomas de vez en cuando, uno de ellos es la aparición de sangre en las heces, y también picazón en la zona anal.
  • Almorranas de segundo grado: En esta etapa los síntomas empiezan a notarse más, donde las dilataciones en forma de nudo son mayores en el recto. Esto ocasiona que dichas dilataciones sean vistas fuera del canal anal, y puede causar dolor. Los síntomas en este caso pueden ser; sangrados en forma de gotas indoloros al evacuar, comezón, piel inflamada y enrojecida, y también puede presentar una sensación de vaciado rectal incompleto tras defecar.
  • Almorranas de tercer y cuarto grado: Generalmente, pasando el tercer grado, nos encontramos con las hemorroides tras evacuar o en ocasiones, pudiendo permanecer con esta enfermedad por mucho tiempo si no se toma las precauciones necesarias. El afectado, presenta una serie de síntomas como; pinchazos y una sensación de comezón en la parte anal, picor en el ano, humedad o producción de transpiración que mancha la ropa interior, incontinencia de heces (ocasional), sangrados un poco constantes y dolor.

Según algunos estudios que se realizan en los centros de salud, pudieron estimar que más del 50% de las personas con una edad mayor de 30 años, presentan la enfermedad hemorroidal. Por lo que es necesario y aconsejable acudir al médico, para realizarse una anoscopia y exámenes de diagnóstico.

¿Qué causas producen las almorranas?

Normalmente, las almorranas se llegan a producir más que todo, cuando hacemos alguna presión constante en las venas del ano. Las causas de la enfermedad hemorroidal pueden ser varias, cuando una persona somete mucha presión sobre la zona anal. Por lo que se creará una inflamación de los tejidos en el recto. Suele producirse por ejercer mucha presión, como por ejemplo: cuando una persona sufre estreñimiento crónico, o también cuando se realiza mucha fuerza a la hora de defecar.

Almorrana-sedentarismo-2

Algunos de estos factores pueden causar el desarrollo de almorranas:

  • La debilidad congénita de los tejidos, por lo que llevarán al debilitamiento del esfínter.
  • Una persona que sufre de sobrepeso, aumenta la presión abdominal sobre el piso pélvico.
  • El embarazo puede ser otro factor en el desarrollo de las almorranas, ya que durante las últimas semanas y el parto natural, aumenta la presión abdominal, seguida del esfuerzo que provoca la inflación.
  • Otra de las causas podría deberse al sedentarismo, como al estar permanentemente sentado por largos periodos de tiempo.
  • La diarrea también puede producir una irritación considerable en la zona anal.
  • El pasar del tiempo llegando al envejecimiento, el esfínter rectal pierde fuerza y provoca problemas renales.
  • Comer comidas picantes y especias o sal, pueden provocar la inflamación de la mucosa intestinal y rectal.

Remedios caseros para las hemorroides o almorranas

En el mundo de la medicina natural, contamos con remedios que son muy efectivos y ayuda de manera eficaz a combatir las almorranas o hemorroides. Por lo que el paciente llevaría un tratamiento que duraría dependiendo el grado de la enfermedad hemorroidal. Entre un lapso de 2 a 7 días, se podrían eliminar los síntomas, pero la inflamación puede llegar a durar hasta un mes. El objetivo del tratamiento con remedios caseros, es lograr que las deposiciones sean blandas, para que no se realice mucha fuerza a la hora de evacuar.

Almorranas-remedios

Los remedios caseros para las almorranas son múltiples, donde nos encontramos con algunos de ellos muy eficaces:

1. Té de manzanilla: La manzanilla es utilizada para combatir varios factores en la salud, ya que posee múltiples propiedades curativas. El té de manzanilla ayuda a la detención de las hemorragias y además favorece la cicatrización. Para ello, se debe tomar un baño de asiento, con infusión de manzanilla. Para la preparación, puedes verter un puñado de flores en tres litros de agua (aproximadamente) hirviendo y dejar en reposo durante 10 minutos. Este baño de té de manzanilla debe durar 15 minutos, y se realiza diariamente hasta llegar a la mejoría.

2. Aceite de Manzanilla: Un método que se usa para combatir este tipo de molestia, es utilizando el aceite manzanilla. El cual es un gran remedio para las hemorroides, ya que se aplica directamente sobre las mismas, y logrará un efecto de alivio sobre los síntomas de la afección.

3. Limón: Otras de las soluciones contra las hemorroides, es utilizar limón. El cual posee múltiples propiedades, ya que es un desinfectante y diurético. Para combatir las almorranas internas se debe utilizar como enema la mezcla del zumo de limón con un vaso y agregando medio de agua tibia.

4. Espinacas: Las espinacas son utilizadas desde hace mucho tiempo para tratar a las hemorroides. Esto es debido a sus propiedades que bajan la hinchazón de las almorranas, ya que las espinacas logran un efecto descongestiva y relajante.

Si sufres estreñimiento es probable que presentes síntomas de hemorroides, por lo que puedes optar por mantener una alimentación sana y equilibrada, sobre todo rica en fibra, frutar y verduras, lo cual te ayudará bastante para combatir los síntomas.

Almorranas: ¿Cuáles son sus Síntomas, Causas y Remedios?
5 (100%) 2 votes
Si te gusta, compártelo